Entrevista a Fru*Fru (I): Rosana Galián y Paula Vilaplana

La primera vez que tuvimos oportunidad de ver a Paula y Rosana fue en el foro Arquia celebrado en el año 2014 en Granada. Ellas habían sido seleccionadas para presentar su proyecto ante los asistentes, un proyecto que no dejó indiferente a nadie, tanto por su temática como por su puesta en escena, radicalmente diferente a todo lo presentado e infinitamente más enriquecedor que aquello que pretendía ser diferente. Sigue leyendo

Arquitecturas en papel / Una fortaleza inexpugnable

FÓRCIDA
Esos años quedó abandonado el valle rodeado de la sierra que se eleva al norte de Esparta dejando a la espalda el Taigeto, donde como arroyo vivaz baja hacia el Eurotas y luego por nuestro valle se ensancha entre las cañas y nutre a nuestros cisnes. Allí, en ese sereno valle entre montañas, una audaz estirpe se ha asentado llegando desde la noche cimbria y ha construido una fortaleza inexpugnable, desde el que a placer oprimen al país y a las gentes.
HELENA
¿Cómo pudieron hacerlo?, parece imposible.
FÓRCIDA
Tuvieron tiempo para ello, hace veinte años que están aquí.
[…]
HELENA
¿Qué aspecto tiene?
FÓRCIDA
Nada malo. A mí sí me gusta. Es un hombre despierto, valiente, de buenas proporciones corporales como pocos hay en Grecia; es un hombre lleno de sensatez. Se tilda a este pueblo de bárbaro, pero no creo que ninguno se comportara con tanta crueldad como lo hicieron algunos héroes que ante las puertas de Troya llegaron al canibalismo. Yo admiro su grandeza y confío en él. ¡Y su palacio!… ¡Tenéis que verlo con vuestros propios ojos! Es diferente de esa construcción tosca, que vuestros padres, cada cual por su lado, ciclópeos como cíclopes, hicieron amontonando piedra sobre piedra. Por el contrario, allí todo es vertical u horizontal y regular. ¡Hay que verlo desde su exterior!: todo tiende en él hacia las alturas, hacia el cielo, es sólido y está bien trabado, brilla como el acero. Al intentar encaramarse en él, incluso el pensamiento resbala. Dentro hay varios patios muy amplios rodeados de obras de todas las clases y todos los fines posibles. Allí se ven columnas y arcos de mayor y menor tamaño, corredores y galerías que dan al exterior y al interior. También hay blasones.
CORO
¿Qué son blasones?
HELENA
Ayax llevaba ya la serpiente enroscada en su escudo como pudisteis ver vosotras. Los siete que fueron contra Tebas, llevaban ya signos en sus escudos llenos de significación: allí estaban la luna y las estrellas sobre el azul cielo de la noche, también la diosa, el héroe y las escaleras de asalto, las espadas, las antorchas y todo aquello que amenaza a la ciudad. Nuestros héroes llevan esas pinturas de refulgentes colores desde tiempos antiguos. Allí veréis leones, águilas y también garras y picos, después veréis cuernos de búfalo, alas, rosas, colas de pavo real, incluso franjas doradas y negras, y de plata, azur y rojo. Blasones de ese tipo cuelgan dispuestos en filas ordenadas, dentro de salas de tamaño ilimitado, tan grandes como el mundo. ¡Allí sí que podríais bailar!

 

Goethe_Faust_I_1808

Fragmento de “Fausto” (1808) de Goethe, seleccionado por AAAA magazine

Arquitecturas en papel / Los ladrillos se volvieron más valiosos que las personas

“Según Stillman, el episodio de la torre de Babel era una recapitulación exacta de lo sucedido en el Edén, sólo que ampliada y generalizada en su significado para toda la humanidad.

La historia adquiere especial sentido cuando se considera su posición dentro del libro: capítulo XI del Génesis, versículos 1 al 9. Éste es el último incidente de la prehistoria en la Biblia. Después de eso, el Antiguo Testamento es exclusivamente una crónica de los hebreos. En otras palabras, la torre de Babel representa la última imagen antes del verdadero comienzo del mundo.

Sigue leyendo

Arquitecturas en papel / gentiles creaciones

“La Grecia coronó de flores sus divinidades, les prestó el ideal de la belleza humana y las colocó sobre altares risueños, levantados a la sombra de edificios que respiraban sencillez y majestad. Basta examinar sus templos, ricos de armonía y de luz; basta hacerse cargo de la matemática euritmia de sus construcciones, para comprender a aquella sociedad que sujetó la idea a la forma, que tiranizó la libre imaginación por medio de los preceptos del arte.

La arquitectura árabe parece la hija del sueño de un creyente dormido después de una batalla a la sombra de una palmera. Sólo la religión que con tan brillantes colores pinta las huríes del paraíso y sus embriagadoras delicias pudo reunir las confusas ideas de mil diferentes estilos y entretejerlos en la forma de un encaje. Sus gentiles creaciones no son más que una hermosa página del libro de su legislador poeta, escrita con alabastro y estuco en las paredes de una mezquita o en las tarbeas de una aljama”.

Fragmento de la leyenda “La arquitectura árabe en Toledo” de Gustavo Adolfo Becquer, seleccionado por AAAA magazine

Arquitecturas en Papel / El cuartel general del Infierno

“Cierto: estar muerto y en el Infierno parece sugerir que uno la ha cagado por activa y por pasiva, pero por lo menos yo estoy alternando con muy buena compañía, de primera clase.

Mientras avanzamos, todavía acomodados en las alturas de la mano de nuestra giganta, nos acercamos a ese complejo de edificios que ahora parece extenderse más allá del horizonte, abarcando hectáreas enteras y hasta kilómetros cuadrados de propiedad inmobiliaria infernal. En sus márgenes exteriores, los perímetros de los edificios consisten en pastiches posmodernos, un collage de estilos que le debe mucho a Michael Graves y a I. M. Pei, y junto a ellos ya hay un contingente de trabajadores cavando y sentando los cimientos para añadirles una serie cada vez más grande de secciones acanaladas que imitan las formas onduladas de Frank Gehry. Dentro de esos márgenes exteriores se elevan círculos concéntricos de ampliaciones anteriores, como si fueran los anillos de un árbol seccionado, y cada uno de esos anillos se puede identificar con la moda de una época anterior. Contiguas a las secciones posmodernas se elevan las torres ortogonales de cristal del estilo internacional. Más adentro se encuentran los amanerados pináculos futuristas del art déco, a continuación el período revivalista de la época victoriana, el estilo federal, el georgiano, el Tudor, el egipcio, el chino, la arquitectura palaciega tibetana, los minaretes babilonios, todo lo cual compone una historia de la edificación en constante ampliación. Y a medida que sus márgenes se expanden, comiéndose terreno casi tan deprisa como el Gran Océano de Esperma Desperdiciado, al mismo tiempo el antiguo centro del complejo se pudre y se hunde sobre sí mismo.

Cuando Psezpolnica se detiene en las afueras de los edificios, la altura nos permite ver las partes más antiguas del interior, anteriores incluso a los etruscos y a los indios y a Mesopotamia, esas torres y cámaras centrales que ya han quedado reducidas a madera putrefacta y polvo de arcilla.

Estamos ante el centro neurálgico, el cuartel general del Infierno.”

 

9788490622513

 

Fragmento de la novela ‘Condenada’, de Chuck Palahniuk (2011), seleccionada por AAAA magazine