¿Qué es eso de la Arqueología de la Arquitectura?

Casa de adobe arruinada, en algún lugar de Castilla y León.

Casa de adobe arruinada, en algún lugar de Castilla y León.

En ocasiones utilizamos la palabra arqueología como un sinónimo de búsqueda o para referirnos a un análisis muy minucioso que trata de llegar hasta el fondo de un determinado asunto. Así, estamos un tanto acostumbrados a leer en la prensa o a oír en conversaciones más o menos habituales, expresiones como “hacer arqueología” de tal cosa o de tal otra. Con este tipo de expresiones queremos señalar nuestro intento de ir a la esencia misma de las cosas y a sus orígenes pretéritos.

Pero cuando hablamos de Arqueología de la Arquitectura (notense las mayúsculas), ¿sabemos exactamente a qué nos estamos refiriendo?

La Arqueología de la Arquitectura surge a través de la síntesis y el entendimiento de las dos disciplinas que le dan nombre. Fruto de esta fusión se convierte en una disciplina histórico-arqueológica, que trata de acceder al conocimiento de las sociedades pasadas a través del estudio de los restos arquitectónicos.

Esta síntesis de disciplinas hace que el bien arquitectónico sea entendido como un documento o yacimiento arqueológico, es decir, algo que podemos leer, analizar e interpretar. Para llevar a cabo todo este proceso se utilizan los conceptos, los métodos y los instrumentos propios de la Arqueológica.

Castillo de Ampudia (Palencia, Castilla y León), fechado en el siglo XV y con una restauración particular.

Castillo de Ampudia (Palencia, Castilla y León), fechado en el siglo XV y con una restauración particular.

La historia de la Arqueología de la Arquitectura es fácilmente rastreable. Nos encontramos ante una disciplina joven cuyo desarrollo y evolución se produce en la década de los setenta en Italia. Con anterioridad a estas fechas existían múltiples estudios de edificios, pero la finalidad y el objetivo que perseguían eran otros,más centrados a la historia de las formas, estilos y técnicas, con especial atención al mundo antiguo. Podemos hablar en ese caso,más bien de una Arqueología de los Monumentos y no de Arqueología de la Arquitectura.

Los antecedentes de la Arqueología de la Arquitectura, tal y como la entendemos hoy en día, comenzarían en Génova en torno a la década de los setenta. Son el fruto de una renovación epistemológica y metodológica en el marco de la Arqueología. La adopción del método estratigráfico, desarrollado por E. C. Harris y Ph. Barker y su adaptación al contexto italiano por A. Carandini, propició que se comenzaran a desarrollar lecturas estratigráficas edilicias.

El término Arqueología de la Arquitectura sería acuñado en torno a 1990 por T. Mannoni, pero no podemos entender su configuración sin destacar a otros autores como G. Brogiolo, R. Parenti o N. Lamboglia.

En nuestro país los primeros contactos con la disciplina se dan a mediados de los ochenta, pero será a partir de los años noventa, cuando esta importación italiana se empiece a desarrollar de la mano de autores como L. Caballero o A. Azkarate. Desde entonces se han multiplicado los grupos y el interés por esta disciplina, también entre los arquitectos y restauradores y han surgido nuevas líneas de trabajo.

Restos de un monasterio abandonado en el Bierzo (León, Castilla y León).

Restos de un monasterio abandonado en el Bierzo (León, Castilla y León).

El objetivo de la Arqueología de la Arquitectura es el de conocer y comprender las sociedades pasadas a través del estudio de sus documentos materiales arquitectónicos. Por lo tanto su objetivo dista muy poco de la propia Arqueología o de la Historia, su gran peculiaridad es que se centra en un objeto de estudio muy concreto, tal y como es el bien arquitectónico. Pero este bien arquitectónico no se acaba en los grandes edificios o en las estructuras de hábitat, sino que abarca todo lo usado y transformado.

Una de las peculiaridades de la Arqueología de la Arquitectura es que podemos diferenciar de manera bastante clara dos grandes esferas de investigación con sus propios objetivos, aunque totalmente imbricados y dependientes  entre sí.

La esfera de la investigación básica en Arqueología de la Arquitectura, trata de aportar datos acerca de la historia de las técnicas constructivas, a partir de los cuales se extrapolan teorías de carácter social, económico o político. La investigación básica puede llegar a proporcionarnos este tipo de información mediante la comprensión y el análisis del inmueble objeto de estudio, documentando las diferentes técnicas de edificación, registrando e interpretando las distintas fases y elaborando diferentes secuencias constructivas. Así podremos conocer, en la medida de lo posible, la vida del edificio y extraer de acuerdo a nuestra capacidad investigadora los datos antes mencionados. Esta vertiente, como vemos, es de una índole más académica.

Los trulli, una peculiar forma de construir. En Alberobello (Puglia, Italia).

Los trulli, una peculiar forma de construir. En Alberobello (Puglia, Italia).

Por su parte, la investigación aplicada en Arqueología de la Arquitectura, trata de aumentar la calidad de las restauraciones, así como incrementar su efectividad. Conseguiremos esto, a través del estudio en profundidad del inmueble, conociendo el documento arquitectónico en el que vamos a intervenir. Esto nos permitirá diagnosticar sus posibles problemas estructurales y generar modelos de trabajo para garantizar una mejor conservación y restauración. Un estudio de Arqueología de la Arquitectura genera conocimiento histórico, pero además saca a la luz los procesos de cambio, afecciones y patologías del bien objeto de estudio. Esta esfera de la investigación muestra unos objetivos más prácticos.

muralla perimetral del Castillo de Portillo (Valladolid, Castilla y León).

muralla perimetral del Castillo de Portillo (Valladolid, Castilla y León).

La Arqueología de la Arquitectura se ha convertido en una materia rica, con multitud de enfoques y experiencias. Estamos ante una disciplina generadora de un gran volumen de conocimiento científico y que al mismo tiempo sirve para crear una diagnosis restauradora que ayuda a la conservación del edificio y a su restauración siguiendo unas pautas arqueológicas e históricas. Además, cuenta con un gran calado social y una difusión muy potente, dado que es el propio bien arquitectónico el que se muestra a la sociedad, como parte de la cultura material del pasado más visible y perdurable.

Texto: Miguel Busto / Fotografía: Miguel Busto / Escrito originalmente para The A.A.A.A Magazine / Cita: Miguel Busto, “¿Qué es eso de la Arqueología de la Arquitectura?” / Fecha 20 oct 2014 

Aquí puedes reflexionar sobre los temas tratados. Para evitar el trolleo, sólo se publican y responden los comentarios escritos con educación, libres de chulería y prepotencia. En AAAA no potenciamos ciertas actitudes. Gracias por sumar.

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s