Voy a popularizar la arqueología bien entendida…. ¿qué tal si me pongo sexy?

La frase “no sé si reír o llorar” ha adquirido para mí un mayor significado cada vez que veo alguna iniciativa para difundir el patrimonio o la arqueología.  Escalofríos recorren mi espalda y la de muchos cuando vemos algún proyecto de supuesta divulgación, que nacen sobre todo a través de los medios de comunicación o directamente de gente sin mucha idea. La verdad es que me gustaría saber qué es para ellos la arqueología.

Foto 1. Objetiva portada del diario ABC, al finalizar la Guerra Civil española.

Foto 1. Objetiva portada del diario ABC, al finalizar la Guerra Civil española.

Esta semana ABC ha publicado una noticia, que da la risa o el llanto según tengas el día, me refiero a ‘¿Quién dijo que la arqueología no es sexy?‘.

Menuda tontería de título. ¿Alguien se imagina este titular con otra profesión o solo la arqueología se puede ningunear así? Me pregunto si algún periodista se le ocurriría poner unas fotografías de Marhuenda, Inda o J.J. Santos en bañador y con poses insinuantes bajo el título de: ‘¿Quién dijo que el periodismo no es sexy?’

Viendo el desarrollo de la noticia, el titular debería haber sido: ¿Quién dijo que las arqueólogas no son sexy? Una vez escrito, este titular también resulta estúpido. Habrá arqueólogas sexys o no sexys y lo mismo ocurrirá con los arqueólogos, según el criterio de cada uno. Pero lo que ha de importar será la profesionalidad de todos ellos y el carácter de sus investigaciones.

Galería: Fotos de www.archaeoventurers.com en las que se ve a Katie y Justine divulgando sin parar (yo creo que están de vacaciones).

Al parecer Katie y Justine, son muy muy aficionadas a la Historia y les gusta mucho, pero mucho, mucho la arqueología. Una es de secano y la otra es más de regadío. Son la pareja perfecta.

Además, les gusta sentarse en su habitación, mientras su colega “el del croma” les va poniendo en su pared imágenes de sus viajes por el mundo. Todo muy dinámico y chachi.

Advertimos que el tráiler es muy intenso y quizá le den ganas de ponerse a leer Arqueología: Teorías, Métodos y Práctica de Renfrew y Bahn. También pueden dar ganas de tirarse por la ventana, según los gustos.

Me he pasado por la web y he tratado de comprender en qué consiste este proyecto de ArchaeoVenturers. La finalidad es más o menos la de fomentar el activismo y el progreso de la sociedad y la cultura, ir más allá de los límites de la excavación y explorar la ciencia de una manera global. Al mismo tiempo que luchan por mejorar la proporción de las mujeres en su profesión. No parece un mal objetivo, pero la manera de conseguirlo resulta un tanto… ¡bizzarra!

Katie y Justine tienen diversos títulos universitarios, han participado en proyectos y han hecho publicaciones. Todo parece indicar que puedes licenciarte, tener un máster y no haber entendido nada de la profesión a la que supuestamente dedicarás tu vida. Además, está claro que tener un título o dos o tres, no significa nada. ¿Quién les habrá recomendado hacer semejante patochada?

Resulta que sus ídolos son Indiana Jones, que hasta donde yo sé es un personaje de ficción (voy a buscar a un médico que tenga como ídolo a Doogie Howser, el de la serie de Un médico precoz) y su otro ídolo es Jacques Cousteau, que como todo el mundo sabe se hizo famoso por sus proyectos de arqueología submarina…  ¿o era famoso por otra cosa? ¿Algo relacionado con la divulgación del mundo marino?

Foto 3. Arqueólogas y aventureras con sus razones por delante.

Foto 3. Arqueólogas y aventureras con sus razones por delante.

Pues Katie y Justine, a través de su proyecto, quieren abrirse un hueco en el mundo de la arqueología, que al parecer suelen ser todo hombres. Para comprobar esto, he cogido lo primero que tenía a mano por casa y me he puesto a contar. En las V Jornadas de Jóvenes en Investigación Arqueológica (JIA), que tuvieron lugar en Santiago de Compostela en el 2012, hubo unos 131 participantes, de ellos 69 eran mujeres y 61 eran hombres. Ya sé que un mero ejemplo, pero desde luego todas las compañeras que participaron no necesitaron ir escotadas para difundir la arqueología y dar a conocer sus trabajos.

Como buen masoquista, me he visto todos sus vídeos colgados en su canal de YouTube (solo tienen 54 seguidores, menos mal). Resulta que uno de sus videos lo dedican a la pseudo-ciencia ¡Tócate los coj****! Lamentablemente Katie y Justine, no parecen tener mucha idea de lo que es divulgar la arqueología.

El mensaje que tratan de transmitir en ese vídeo no es del todo malo, dado que denuncian la pseudo-arqueología y esos grandes descubrimientos tan mediáticos que en realidad no producen ningún conocimiento, ni ningún avance científico.

Que daño hace la pseudo-ciencia, le dijo la sartén al cazo.

Otro día, Katie y Justine se fueron a grabar un capítulo especial de ArcheoVenturers. En él se van a un parque de Nuevo México a apañar fósiles (yo pensaba que eso era expoliar).  Pero no os preocupéis, porque al final lo donan todo a un museo, como hace Indiana Jones, que por algo es su ídolo. Además, ellas ahora saben que lo de los fósiles también mola mucho, pero no es cosa de arqueólogos… ¿o qué os pensabais?

Quizá se dieron cuenta al escuchar esta canción.

En otro vídeo salen buceando y pasando por un cuadradido de metal muy estrecho, cómo los leones en el circo, tal cual. También nadan entre corales, en otro bucean alrededor de un autobús hundido y de unaavioneta. Y claro está, bucean al lado de una bandera de EEUU, que para algo son americanas… ¿qué arqueólogo no ha hecho esto?

También está mi video favorito en el que sale Katie recogiendo un poco de arena en su mini-cata bien pisoteada. Es lo más relacionada con la arqueología que he visto entre la web y su canal. ¡Qué tristeza!

Katie compactando un estrato.

En definitiva este tipo de iniciativas, señalan una triste realidad. La sociedad aún no comprende qué es la arqueología y qué es lo que verdaderamente hace un arqueólogo. De otro modo sería imposible entender este tipo de iniciativas y de subproductos. También creo que es una labor de todos y cada uno de los arqueólogos tratar de acercarse a la gente de su entorno y tratar de difundir a pequeña escala su trabajo y sus proyectos.

La arqueología es un trabajo muy duro y muy poco reconocido, más por ignorancia que por cualquier otra razón. Una de las muchas finalidades que puede tener la arqueología es tratar de conocer el pasado, de resolver incógnitas y de conservar, estudiar y divulgar el patrimonio, un nexo de unión entre el hoy y el ayer.

Esta actividad que hemos visto, no solo denigra a la arqueología, sino que denigra a las mujeres. Seamos serios.

*También puede que te interese el artículo publicado en nuestra revista amiga y partners, Arkeopáticos, que puedes leer aquí.

Texto: Miguel Busto / Fotografía: ArchaeoVentures / Escrito originalmente para The A.A.A.A Magazine / Cita: Miguel Busto, “Voy a popularizar la arqueología bien entendida…. ¿qué tal si me pongo sexy?” / Fecha 09 nov 2014 

Un pensamiento en “Voy a popularizar la arqueología bien entendida…. ¿qué tal si me pongo sexy?

  1. Pingback: Voy a popularizar la arqueología bien entendida…. ¿qué tal si me pongo sexy?

Aquí puedes reflexionar sobre los temas tratados. Para evitar el trolleo, sólo se publican y responden los comentarios escritos con educación, libres de chulería y prepotencia. En AAAA no potenciamos ciertas actitudes. Gracias por sumar.

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s