Arquitecturas en papel / Los cortijos se suceden con sus aljibes.

“Yo me he apeado también y, desde el arenal, contemplo el segundo poblado. Las casas de El Barranquete son rectangulares, con ventanucos cuadrados y cúpulas. De lejos recuerdan las caperuzas de los trulli de la campiña de Ostuni y Martina-Franca en el sur de Italia, pero aquí los casquetes son únicos. Entre las pitas y los nopales, los muros enjabelgados reverberan el sol. Unos niños medio desnudos juegan con la arena y al badén se asoma una chiquilla montada sobre un asno. Sanlúcar ha regresado al camión, se detiene a mi lado y mira las casas blancas del pueblucho.

-Parece África, ¿verdad? – dice leyéndome el pensamiento.

Subimos a la cabina y, sin añadir palabra, pone en marcha el motor. […]

Yo observo que la carretera está en buen estado, allanada, con su chispo de peralte en las curvas. Las pitas alternan con los nopales. Sobre las albarradas, en os muros de las casuchas en ruinas, se repiten las inscripciones en pintura y alquitrán que me acompañan desde Almería,

FRANCO

FRANCO

FRANCO

Como permanezco silencioso, el Sanlúcar se apresura a informarme de que Su Excelencia el Jefe del Estado visitó la mina de oro de Rodalquilar durante su triunfal recorrido por la provincia.

– ¿La mina de oro?

– Ya la verá usté si nos dejan pasá. Es la única que hay en España.

Los cortijos se suceden con sus aljibes. En el campo de Níjar los pozos tienen la espadaña cubierta por una especie de casquete esférico blanco y ventanado. Una mujer saca agua de uno y corre el cerrojo de la puerta.

El camión deja atrás Los Nietos y Albaricoques. Son caseríos de una docena de casuchas, agrestes y solitarios. Veo cabras, gallinas, borricos y cerdos. Las tierras, ahora, son casi rojas. La cebada medra fácilmente en ellas y el paisaje se enriquece con nuevos tonos: verdehiguera y verdealmendro, rucio, albazano”.

Camino a Rodalquilar  © Ana Asensio

Camino a Rodalquilar © Ana Asensio

Fragmento: ‘Campos de Níjar’, de Juan Goytisolo (1959) / Fotografía: Ana Asensio Rodríguez

7 pensamientos en “Arquitecturas en papel / Los cortijos se suceden con sus aljibes.

  1. Sin acritud, no me parece que copiar y pegar el fragmento de un libro sea un artículo digno de una revista. Es que ni siquiera se ha tomado la molestia de cerrar las comillas. Bajo el título “arquitecturas en papel” se justifica la inoperancia del escritor, que no plantea ningún tipo de reflexión y se limita a escribir lo que otros han hecho y pensado antes. ¿Es esta la portación de la escritura a la revista? ¿Son estos los méritos que se necesitan para escribir en theaaaamagazine? ¿Ser un mero amanuense?

    • ¡Carlos! Como puedes ver, esto no es un artículo, es una cita al igual que el resto de la serie “Arquitecturas en Papel”. Éste es un apartado donde el equipo ha elegido unos fragmentos literarios que ilustran atmósferas a través de las palabras de grandes autores. Para evitar la acotación y limitación de esas palabras por parte del receptor, la única aportación suele ser una fotografía que acerque a la atmósfera que nosotros en la revista imaginamos.
      Evidentemente la “inoperancia del escritor” se debe a que la operancia en sí de este apartado no responde a los mismos cánones de un artículo de autor, al igual que en otras revistas y publicaciones, las columnas de opinión no responden a la misma estructura que los cuerpos de noticias, o los reportajes fotográficos.
      Con lo cual, te aconsejaría que juzgases los artículos como artículos, los fragmentos literarios como fragmentos literarios, y los reportajes como reportajes. Como es lógico, habrá apartados de la revista que te gusten más o menos (yo también tengo mis favoritos, la verdad), pero si lo que estás juzgando son los artículos, te invitaría a que respetases el esfuerzo que realizamos todos los que aportamos nuestro pequeño grano de arena a esta revista-blog, más allá de considerarnos a todos meros “amanuenses” por confundir la idiosincrasia de un apartado de la revista.
      Por lo demás, si tienes o quieres realizar alguna aportación, estamos a tu disposición. ¡Un saludo!

      PD: Gracias por lo de las comillas

      • Hola Manu! Qué tal todo por tierras niponas? Jejeje espero que vaya todo genial! Pues la verdad es que si he leído este artículo es porque sigo lo que se escribe en la revista y me parece una gran aportación y un trabajo altruista que merece toda mi consideración. Así que, por si la beligerancia de mi comentario inicial daba la impresión de ser una crítica demasiado destructiva, pido perdón y recalco la intención constructiva de mis palabras. Uno, que a veces peca de ser algo polémico, esta bastante familiarizado con la obra de Goytisolo y con las dinámicas territoriales del Levante almerinse, y me quedé con las ganas de un estímulo que abriese un debate. Como dije antes (y lo de “amanuense” no lo considero algo ofensivo) el hecho de limitarse a trasladar las palabras escritas en la literatura, me parecía una oportunidad perdida para hablar de esta zona tan bonita y que tanto me apasiona, pero entiendo que el formato elegido para esta publicación no es el que yo demandaba y que a lo mejor mis formas no fueron tampoco las más elegantes.

        Entiendo que sientas mi comentario como propio, en tanto en cuanto formas parte de la revista, pero quiero dejar claro que en ningún momento hice una crítica hacia la revista en general, sino únicamente al “fragmento literario” en cuestión, de modo que la extensión que haces del adjetivo amanuense a todos los miembros de la revista es algo que no ha salido de mi boca, o en este caso mis dedos jejejeje.

        Sin más, insisto en la intención constructiva de mis palabras, vuelvo a hacer incapie en el valor de vuestro esfuerzo a la aportación que supone la revista y vuelvo a pedir perdón si os habéis sentido ofendidos, pues no era para nada mi intención.

        Un saludo! Nos seguimos leyendo 😉

      • Hola de nuevo Carlos. Como almeriense, yo también estoy muy familiarizada con el paisaje cultural almeriense, valga la redundancia. De hecho es parte de mi beca de investigación con Juan Calatrava.

        Viendo las inquietudes que querrías haber saciado a través de este fragmento, quizás te interese entonces leer este artículo de AAAA del malagueño y creador de la revista Derivasia, Dani Natoli. Esta vez sí, un artículo, mezclado con relato de viaje y la lectura de Campos de Níjar.

        https://theaaaamagazine.com/2014/11/27/cabo-de-gata-de-goytisolo-al-algarrobico/

    • Hola Carlos!

      Gracias por tu aportación a la revista. Soy Ana Asensio, la directora, y aunque Manu Barba ya ha explicado bastante bien el asunto, quería tener la oportunidad de darte algunos datos.

      – Quizás te ha surgido la duda de si es un artículo porque el sistema ‘blog’ tiende a dar una jerarquía plana a las publicaciones, apareciendo en la pestaña principal en ‘Artículos’, pero como ves, esto se encuentra en una subsección que se llama ‘Fragmentos’. Si te has paseado por más de una publicación de la revista a parte de ésta que ha levantado tu indignación, habrás comprobado los diferentes tipos de publicaciones que existen, y cómo se clasifican.

      – Si has realizado alguna vez un trabajo de investigación, sabrás que es muy común y habitual ser un pequeño Frankenstein, más que un amanuense, de textos de otros autores. Reordenados y colocados junto a otros, pueden de repente suscitar nuevas lecturas e interpretaciones. En este caso, la labor de la sección de Fragmentos, así como quienes participan en ella, es más de un ‘buscador’ de tesoros que de un ‘generador directo’ de reflexiones. Ambas válidas, comunes, legales, habituales y por supuesto, respetables, sobre todo.

      Si quieres más información sobre la idoneidad o no de este tipo de contenidos propios o referencias externas en la labor editorial, puedes escribirme a anaasensio@theaaaamagazine.com. Aunque en tu comentario no hables de idoneidad o no, sino de ‘dignidad’ (si ‘copiar y pegar el fragmento de un libro sea un artículo digno de una revista’), permíteme que te comente que de dignidad no vamos a hablar, ya que es un juicio demasiado subjetivo además de vacío. Me parece suficientemente digna la labor de compartir de manera libre el trabajo que realizamos.

      – Sobre los requisitos necesarios para escribir y publicar en AAAA, puedes mandarnos un mail a collaboration@theaaaamagazine.com, como puedes leer en nuestra barra lateral, donde muy amablemente estaremos encantados de atenderte e informarte como al resto de interesados. Así será mucho mejor que las presuposiciones y elucubraciones que haces sin base, conocimiento, ni haber preguntado nada anteriormente. Más que nada, por respeto a los autores. Seguramente y viendo tu nivel de conocimiento del campo editorial, podrás hacerlo genial y aportar mucho a los lectores, así que te invitamos a una participación activa y útil al resto.

      – Cuando seamos ‘ricos y famosos’ (guiño, guiño) podremos permitirnos un revisor de estilo, cuya función es, como supongo que ya sabes, localizar erratas, y homogeneizar una línea de estilo para todas las publicaciones y autores existentes. Así compensaremos los errores humanos, como esa falta grave de olvidar cerrar comillas, según tu juicio, es un ‘no tomarse siquiera la molestia de’. Pero, mientras pongamos de manera gratuita nuestro tiempo libre (y no libre) en buscar contenidos interesantes, generarlos, compartirlos, movilizarlos, distribuirlos físicamente, y motivar a las personas a una participación activa y práctica, me temo que tendremos que seguir fieles a la ‘fe de erratas’, común hasta en las mejores casas editoriales. Del mismo modo, te agradezco personalmente tu buen ojo y tiempo en haber detectado dicho fallo, gracias a ello podremos corregirlo.

      – Debatiendo sobre este asunto y como también editora jefe, no puedo evitar mirar con ojo crítico al tiempo que humano. Por ello te quería preguntar que a qué te refieres exactamente con “¿Es esta la portación de la escritura a la revista?”, ya que, según la RAE:

      “portación.
      1. f. Arg., Méx. y Ur. Acción y efecto de portar o llevar, especialmente armas.
      2. f. Nic. Licencia de armas.”

      Supongo pues que querías escribir ‘aportación’, y que simplemente fue una errata, al igual que la falta de tilde de ‘ésta’. Erratas habituales de las prisas que impone la actividad digital. Por cierto, que si tienes interés en este tipo de temas, es muy curioso como la formación en periodismo digital e impreso es diferente, porque diferente será el modo de proceder en la actividad profesional. Es un tema muy curioso que te invito a que investigues y curiosees.

      Nada más, paz y amor, y ojalá que el resto de lectores reciban más positivamente lo que hacemos con cariño, gratuidad, con buena formación y trayectoria editorial, y libremente. Si no, tendremos que comenzar quizás a no tener los contenidos libremente compartidos, si lo que aportamos provoca más indignación que formación, como para recibir juicios ‘sin acritud’ del tipo ‘no ser digno de’, ‘no tomarse siquiera la molestia de’, ‘inoperancia del escritor’ (por cierto, que no querría ir de escritora en una publicación donde sólo están las palabras del gran maestro Goytisolo), ‘no plantear ningún tipo de’, ‘limitarse a’, ‘ser un mero amanuense’, o presuponer cuáles son o dejan de ser los requisitos de publicación en AAAA.

      – A mi adorado Goytisolo, pedirte disculpas porque tus palabras desde tus tiernos 27 años hayan despertado esta reflexión y no una más profunda y bella.

      • Hola Ana. Espero que mi postura definitiva haya quedado clara con la respuesta que le he escrito a Manu ahí arriba. Te pido perdón a ti personalmente si te he ofendido, pero te pido también que no dejes de tener los contenidos libremente compartidos, pues en la esencia de una revista (y del conocimiento en general) también está recibir a veces criticas negativas.

        Sí, yo también tuve alguna errata en apenas un párrafo, que no es justificable (no la de la tilde diacrítica en esta, pues ya no se necesita, o eso dice la RAE), de modo que cuando me toque escribir un artículo espero poner mas cuidado jeje.

        Suele pasar que una crítica duele mas que un apoyo, y que solo se comenta cuando hay algo que no nos gusta. Pero de todos modos procuraré dejar patente cuando vuelva a leer algo que sí me guste, que suele ser la mayoría de las veces. Gracias por la atención al contestarme de una manera tan personalizada y por la educación en las formas.

        Un saludo! Nos seguimos leyendo 😉

      • Hola, sí, efectivamente ya había leído tu respuesta a Manu.
        Respecto a mi respuesta, no está hecha como defensa ante una crítica negativa, sino como una explicación a lo que me pareció una crítica sin fundamento. Aclarado ese tema.

        Respecto al asunto de la tilde diacrítica, la RAE no suprimió dicha tilde, sino que ‘aconsejó’ no usarla ya que la gente no sabía bien diferenciar cuándo debía usarla y cuándo no. De hecho, insistió bastante en que no estaban publicando una regla sino un ‘consejo’.

        Hace dos meses aproximadamente estuvimos participando en un curso con la estupenda revisora de estilo Marina Guillén, encargada de gran parte del proceso de edición final de publicaciones de gran calidad y renombre. Para nada se estaba aplicando dicho ‘consejo’.

        Nada más. Saludos

Aquí puedes reflexionar sobre los temas tratados. Para evitar el trolleo, sólo se publican y responden los comentarios escritos con educación, libres de chulería y prepotencia. En AAAA no potenciamos ciertas actitudes. Gracias por sumar.

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s