Somos muchos, sí

Compartimos en AAAA el texto escrito para la Fundación Arquia. Accede a la publicación original aquí:

© Ana Asensio Rodríguez

© Ana Asensio Rodríguez

Somos muchos, sí.

Sólo en España hay (censados) 47.098 arquitectos. A ellos hay que sumarle a todos los que se han formado en nuestra tierra y ahora exploran tierras desconocidas. Haciendo números gordos, podemos resumir en que somos más de 50.000 arquitectos españoles. Esta cifra, vista desde una óptica positiva y no alarmista, puede tener lecturas interesantes, casi revolucionarias.

Cuando una profesión alcanza unos números tales debe saber dos cosas: que tiene que estar muy bien organizada, y que suyas son las decisiones sobre la profesión. ¿Se organizan bien los arquitectos en España? Y, mirando más allá de nuestras pequeñas fronteras… ¿hay una organización internacional eficaz, práctica y oficial?

Retomemos esta reflexión por donde comenzó: las cifras. Hablamos siempre de arquitectos; los que ejercen, los que no, y los que están por ejercer (estudiantes). A estos últimos se les mira desde la posterioridad, “en el futuro serán arquitectos”. Pero somos arquitectos desde que ponemos el primer pie en la escuela. Somos arquitectos sin todos los conocimientos, capacidades y competencias para ejercer. Pero igual de creativos, de activos, de propositivos. De hecho, ocupamos todos esos intersticios que deja la falta de “título habilitante”.

Yo soy estudiante; me muevo; produzco. ¿Sabéis cuántos somos en España? Contemos: 33 escuelas (19 públicas y 14 privadas). Sólo las ETSAs de Madrid, Barcelona, Sevilla y Valencia, suman 1/3 del total de arquitectos censados. En números genéricos, la cifra de estudiantes y profesionales se asemeja sorprendentemente. No me interesan las estadísticas, ya aprendimos el concepto de la relatividad. Me interesan los potenciales: conocer las posibilidades de esas decenas de miles de almas inquietas y energéticas que cada día se dejan el amor en esta carrera. De todo lo que pueden hacer si se lo proponen, aún antes de tener un título.

Los arquitectos se organizan en colegios por demarcaciones territoriales, representados por el CSCAE. Pero, ¿Cómo se agrupan los estudiantes? ¿Se pierde potencial humano por falta de organización?

Es común encontrar asociaciones vinculadas a la universidad promoviendo pequeñas actividades y luchando por los derechos de los alumnos (de manera local). Por suerte, contamos también con CREARQ, constituida asociación estatal para la defensa de los intereses del colectivo estudiantil de arquitectura, su coordinación, y su representación ante la Administración General del Estado.

Pero jugamos más en la defensa que como delanteros. ¿Se puede dar un paso más? ¿Qué proyectos podemos emprender juntos? Y, mirando más allá de nuestras fronteras…  ¿podemos coordinarnos internacionalmente de manera eficaz, práctica y oficial? ¿Podemos generar, aquí y ahora, una entidad internacional potente? Sí. De hecho, en otros lugares ya existe.

Latinoamérica. Al igual que en España, en los diferentes países latinoamericanos podemos encontrar asociaciones que velan por los intereses del colectivo; pero ellos dan un paso más: ellos tienen CLEA. CLEA es la Coordinadora Latinoamericana de Estudiantes de Arquitectura, una organización sin fines de lucro integrada por 16 países. Surge hace 30 años cuando los “futuros arquitectos” deciden agruparse para “canalizar inquietudes sobre las ciudades y la arquitectura latinoamericana y establecer una comunicación e intercambio entre estos”.Canalizar inquietudes, no sólo preocupaciones; ésa es la clave.

CLEA organiza cada año el encuentro ELEA, y el taller social TSL, siempre a través de los coordinadores por países. Estos grupos nacionales representan a su país ante el organismo internacional, realizan semestralmente reuniones físicas para planificar eventos, y conforman una ‘cultura arquitectónica estudiantil’, en revisión constante.

Somos muchos. Y eso no tiene por qué ser del todo malo. Ser muchos también significa tener la capacidad de generar otros mundos, y, para ello, no hace falta esperar a tener un papel firmado en la mano. Ser muchos significa tener las herramientas para lo que se desee comenzar, pero eso requiere esfuerzo y orden.Tenemos ejemplos de los que aprender, y mucho trabajo por hacer. Somos muchos. ¿Nos organizamos?

Texto: Ana Asensio Rodríguez / Fotografía: Ana Asensio Rodríguez / Escrito originalmente para Fundación Caja de Arquitectos – Arquia / Cita: Asensio, Ana.  Fecha 14 may 2015

Aquí puedes reflexionar sobre los temas tratados. Para evitar el trolleo, sólo se publican y responden los comentarios escritos con educación, libres de chulería y prepotencia. En AAAA no potenciamos ciertas actitudes. Gracias por sumar.

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s