Entrevista a Fru*Fru (I): Rosana Galián y Paula Vilaplana

La primera vez que tuvimos oportunidad de ver a Paula y Rosana fue en el foro Arquia celebrado en el año 2014 en Granada. Ellas habían sido seleccionadas para presentar su proyecto ante los asistentes, un proyecto que no dejó indiferente a nadie, tanto por su temática como por su puesta en escena, radicalmente diferente a todo lo presentado e infinitamente más enriquecedor que aquello que pretendía ser diferente. Paula y Rosana no sólo presentaron su instalación “histerias de vida”, presentaron una forma de pensar y hacer que se salía totalmente de la concepción tabulada de la profesión y que, inevitablemente, captó nuestra atención al instante.

Desde aquel soplo de aire fresco, hemos venido siguiendo sus pasos a través de las redes sociales hasta que hace unas semanas accedieron amablemente a que les realizáramos una entrevista. Esta tiene el fin de dar a conocer más a fondo su trabajo y forma de pensar. Además con esta entrevista pretendemos compartir un pedacito de esa fascinación que nos transmitieron en aquel foro.

tumblr_ngovdcJ05N1tj71mlo1_r1_500.jpg

©MurciaLove

MB: Vuestros proyectos pese a lo efímero, tanto por esa temática tan brutalmente contemporánea, como por su materialización, están asentados en un discurso muy entero y sólido. Sois transgresoras respecto a la arquitectura en general y a la vez muy fieles a vuestros principios ¿Cómo nacen los patrones tan firmes que definen vuestro trabajo?¿En qué momento Rosana le dice a Paula (o al revés), eh, hagamos arquitectura, pero no la arquitectura del arquitecto tradicional, replanteemos y hagamos la arquitectura de Fru*Fru? Y ya que estamos ¿Qué significa Fru*Fru?

F*F: Somos compañeras de la escuela de Alicante desde el principio de carrera, pero realmente nuestra amistad se consolida en el curso de proyectos de 2005-2006 y más fuertemente en 2008-2009 cuando formamos el colectivo “Sense & The City” con Gonzalo Herrero (ahora asentado como comisario de Arquitectura en Londres). Supongo que es aquí y durante nuestros años juntos en Madrid cuando germinan estos patrones disfrutistas. Pero es a nuestra vuelta al levante Español (Alicante / Murcia) cuando aparece Fru*Fru.

Fru*Fru nace a raíz de la búsqueda de un nombre para un concurso en nuestro lugar favorito de arranque de proyectos: el coche. Sonaba radio 3. Explicaban que el “fru fru” es algo así como una onomatopeya francesa que alude al roce de la ropa interior femenina (el roce del tul y los encajes). Nos hizo gracia tanto por sus connotaciones femeninas como francesas , ya que Paula vivió una temporada en París. (Ganamos el concurso por cierto)

No sabemos si somos transgresoras pero seguro que diferentes. Seguramente  debamos lo que somos a la cátedra de Proyectos Arquitectónicos que encabeza José María Torres y que nos ha brindado la oportunidad de aprender de grandes como Izaskun Chinchilla, Andrés Jaque, Enrique Nieto… Personajes realmente importantes en nuestra trayectoria y forma de pensar. Seguramente sin estos compañeros de viaje no hubiésemos sido capaces de terminar la carrera de Arquitectura (ejercida comúnmente).

MB: Habéis mencionado una cosa muy curiosa, y es que sin esta gente que nombráis no habríais podido terminar la carrera de arquitectura. ¿Qué deficiencias habéis encontrado en general en la formación del arquitecto? Especialmente estos últimos, independientemente de su obra, se podría considerar que no son arquitectos al uso y por tanto supongo que tampoco son docentes típicos. ¿Qué ideas os han transmitido y cuales consideráis las más importantes?

F*F: Hace unos días, mientras desayunábamos ponían en televisión un programa sobre arquitectura en la 2. Es un programa en el que visitan proyectos de arquitectura contemporánea y entrevistan a sus arquitectos; entre ellos estaba  Andrés Jaque. La entrevista a Jaque  acaba con una pregunta  en la que la reportera le transmite las críticas que se suelen dar en torno a su trabajo en Oficina de Innovación Política, que cuestionan si es arquitectura o no. Jaque sonríe y le contesta  “precisamente porque hago pensamiento, sociología y activismo, hago arquitectura”.

Estamos totalmente de acuerdo con esto que dice Andrés Jaque y creemos que los arquitectos no podemos trabajar de espaldas a la realidad, sino que la arquitectura tiene que ser permeable a todos los cambios que se producen día a día en nuestras realidades más ordinarias.  En nuestra formación en Alicante, rodeadas de profesores como Andrés o Enrique, hemos aprendido que la arquitectura tiene que ser algo más: un elemento transformador de la realidad y un portavoz de posicionamientos políticos. Si hay una carencia en la docencia de arquitectura, es la de no incorporar estos procesos de contemporáneos.

16004757672_fe049047b8_k.jpgHabitación de “EDOM” ©Fru*Fru

MB: Habéis hecho tantos trabajos relacionados con la música que casi podría decirse que es una de vuestras herramientas base. Desde “Un cuarto propio (de una Riot Grrrl)” en el S.O.S. 4.8. hasta performances con objetos a ritmo de twerking o conversaciones de piscina y concierto. ¿Qué supone la música en vuestra creación?¿Qué relación tiene con vuestra arquitectura?

F*F: Es cierto que la música casi siempre es un telón de fondo en nuestros proyectos. No sólo forma parte de nuestro día a día y nuestras dinámicas de trabajo (escuchamos música continuamente y vamos casi semanalmente a conciertos o festivales) sino que muchas veces la música ha formado parte del enunciado: ha sido una parte explícita del proyecto en nuestras intervenciones en festivales de música como el SOS4.8 o Transtropicalia y la verdad es que nos sentimos muy cómodas en estos contextos. Nos sentimos cómodas por nuestra propia condición de FANS (emancipadas como diría Iván López Munuera) y porque la música es un componente esencial en uno de los temas que más nos interesan: la influencia de la cultura popular (lo pop) o la “baja” cultura en manifestaciones y procesos culturales transformadores. Nos fascina cómo a través de fenómenos relacionados con la música y aparentemente frívolos, como por ejemplo el twerking, se puede hablar de subversión, apropiacionismo cultural, reformulaciones estéticas, género, etc.

Hay otro aspecto también vinculado con la música que nos ha influido bastante y es la búsqueda de referentes en femenino dentro del mundo de la producción cultural _ una tarea pendiente en arquitectura. Encontramos estos referentes en la música en figuras como Kim Gordon, Carrie Brownstein o Kathleen Hannah; de hecho, el proyecto “Un cuarto propio (de una Riot Grrrl)” tiene mucho que ver con Bikini Kill y el documental “The punk singer”. Nos sentimos afines a todo este universo riot grrrl y a su manera de reivindicar el género desde parcelas asociadas a lo masculino, como el punk, proponiendo lecturas y vivencias alternativas.

Nuestra relación con la música como espectadoras críticas es intensa aunque nosotras como cantantes, a pesar de nuestros intentos de rapeo, somos bastante deprimentes. Una anécdota o más bien secreto: cuando estamos saturadas de trabajo, como desconexión hacemos sesiones que nosotras llamamos “Karafru”, cambiamos la pantalla del Autocad por la de Youtube y cantamos nuestros temas clásicos favoritos subtitulados a modo de karaoke….

MB: Al hablar del punk y lo femenino no he podido evitar pensar en The Donnas y la portada del “Spend the night” donde en un alarde sublime de ironía representan el topicazo de “la noche de chicas” televisiva (seguro que algún tema suyo ha caído en uno de vuestros “karafru”). Vosotras representáis la reacción a lo establecido en una disciplina vetusta, ese punk con una reivindicación provocadora, aunque no sea exactamente usando ese lenguaje irónico que aplican las Donnas. ¿Pensáis que la arquitectura puede nutrirse de otros términos o ideologías musicales o en general, de otras disciplinas?

F*F*: Evidentemente la Arquitectura no es ajena a lo que sucede a su alrededor y la música es una disciplina como otras de la que nutrirnos.

Nuestras metodologías comparten de hecho procesos con otras disciplinas creativas como la música o la literatura. Sin ir más lejos hemos trabajado aplicando el remake, versionado o sampleado, a proyectos de arquitectura o hemos construido narraciones y las hemos teatralizado como apoyo a proyectos de investigación y docencia. Este trasvase sucede en ambas direcciones ya que a raíz de esto nos han pedido colaborar en medios ajenos a la arquitectura como en la revista literaria Pliego Suelto o en centros de arte dentro de programas musicales como Las Picnic Sessions (CA2M) en las que colaboraremos en Julio.

15682197387_2970f83cd3_o.jpgEscenario de las “Pool Talks” ©Fru*Fru

Continuará…

Texto: Manu Barba + Entrevista a Rosana Galián y Paula Vilaplana / Imágenes: info en el pie de foto / Entrevista realizada en exclusiva para AAAA Magazine