Form Follows Ego

Hace unos meses, en uno de los ascensores de la facultad de arquitectura, escuché una curiosa conversación entre dos estudiantes:

  • Joder, a veces me gustaría poder ir a una corrección y decir: «Mi idea de edificio es…un edificio».
  • ¿A qué te refieres?
  • Ya sabes, simplemente un edificio. Estoy cansado de toda esta basura de inspirarse en el movimiento de las alas de un pájaro al alzar el vuelo o la refracción de la luz al atravesar el agua… no sé, a veces creo que estamos haciendo el ridículo.
  • Nadie te recordará por hacer simplemente edificios. Así no sales en revistas.
  • Sí, quizás…

Así, tal cual: nadie te recordará. Quizás todo empiece a cobrar sentido si aclaro que la conversación tiene lugar en Estados Unidos, y es que aquí la arquitectura se desarrolla en un contexto económico y sociocultural completamente diferente, dominado por el individualismo, el capitalismo, y el marketing.

Sigue leyendo