Publicado el fallo del concurso IOA Venice / Arquideas

untitled

Ya ha sido publicado el fallo del jurado del concurso internacional organizado por Arquideas, ISAND OF ARTS (IOA) VENICE. De las 142 propuestas presentadas desde 30 países han sido seleccionados, como en concursos anteriores, 8 proyectos (5 menciones honoríficas y 3 premiados) que representan los valores que siempre pretende Arquideas y el jurado responsable de cada edición: claridad para transmitir la idea de proyecto, calidad arquitectónica, coherencia de emplazamiento, relación de la propuesta con el paisaje, respuesta al programa de usos propuestos y una mirada siempre sensible a los criterios de sostenibilidad y aprovechamiento energético.

El amplio elenco de propuestas recibidas y premiadas han generado finalmente una riqueza de de planteamientos ecléctica para este espacio que se destinará a albergar diferentes actividades vinculadas al arte y a la cultura, en un lugar tan singular y delicado como Venecia.

“Gracias a su privilegiado emplazamiento, el espacio de representación objeto del concurso pretende convertirse en un referente internacional en el mundo de las artes y la cultura, donde diferentes tipos de eventos tengan cabida: representaciones teatrales, instalaciones efímeras de arte, fiestas de Carnaval, exposiciones temporales, proyecciones… todas
ellas dotarán a este nuevo espacio de la importancia requerida […] Las propuestas seleccionadas representan en su conjunto los valores pretendidos en el concurso, acercándose al problema desde distintos enfoques muy meditados y llenos de talento.”

Desde AAAA magazine, como partners de Arquideas y colaboradores del concurso, queremos compartir con vosotros el acta del jurado, y los distintos equipos y proyectos ganadores. Podéis acceder también a la información desde la web del concurso. ¡Enhorabuena a los premiados!

Sigue leyendo

Un problema para explicar la percepción

Desde que comencé a escribir mi tesis sobre el entorno que no vemos, pero que sí percibimos, lo que más me ha llamado la atención descubrir es esto que hoy comparto con vosotros.

Para justificar cómo los sentidos se entrelazan, en el mundo de la neurociencia, se utiliza una teoría ampliamente aceptada (y aplicable a muchos ámbitos); El problema inverso.

Sigue leyendo

Estética y Cordón Bleu

Uno de los platos que más me gusta de nuestra cocina es el Cordón Bleu. No es un plato que esté especialmente bueno, no tiene un sabor fascinante, ni presenta un aspecto delicioso que haga salivar con solo verlo. ¿Qué será lo que tiene el plato?

Lo auténtico es su etimología. Prueba a pronunciarlo: Cordón Bleu. Un nombre sonoramente distinguido, que parece obligatorio mencionar con bigote, bombín y chaqué. Su nomenclatura francófona evoca el lujo de las históricas escuelas de hostelería, el burbujeo del champán y la textura del tafetán.  Toda una ensoñación que inevitablemente se derrumba al recibir en el plato un san Jacobo normal y corriente, acompañado (y con suerte) de alguna  guarnición de su misma categoría social.

Esta forma de mentar esta comida es un “quiero y no puedo”, una actitud excesivamente optimista de enaltecimiento de lo pobre en un intento desesperado por situarse en un estatus gastronómico que no le corresponde. Podría decirse que llamar Cordón Bleu a un San Jacobo lo convierte instantáneamente en la perfecta definición de la palabra hortera.

Pero si nos remontamos a los orígenes de su popularización, “Cordón Bleu” es solamente uno de los vestigios de una época donde lo hortera estaba allá donde alcanzara la vista: en el cine, la moda, el mobiliario, la comunicación o las tipografías. ¡Prácticamente existir era una horterada! Durante una etapa que podría fecharse entre los años setenta y principio de los ochenta aproximadamente, una estética psicodélica y muy difícil de acotar por su heterogeneidad se impuso en muchos campos. Todo aquello que no alcanzaba la categoría de “posmoderno”, bien por falta de discurso, o de entidad, quedó relegado a un deshonroso accésit en degradación continua e inevitable.

Hagamos memoria. Todos hemos conocido un “Modas Barcelona” repleto de ropa interior beige y maniquíes figurativos o un “Bar Riviera” con unos neones color flúor (de palmeras y/o flamencos), casi siempre en mal estado, además de una infinidad de locales humildes con acrónimos difíciles al paladar. Pese a que ocupaban un modesto lugar en nuestras ciudades, eran difíciles de reconocer en un movimiento estético uniforme. Personalmente, no hubiera podido nombrarlo de no ser por este artículo de Alejandro Panés para Yorokobu, con una más que recomendable conferencia de Santiago Lorenzo en La Casa Encendida. Es este guionista, escritor, productor y creador en general quien le pone nombre: El Luxe

C Garnatatype3© http://www.garnatatype.com

Sigue leyendo

¿Qué es una ciudad creativa?

barrio brasil, santiago de chile

Fachada de un negocio, Barrio Brasil, Santiago de Chile. © Ana Asensio Rodríguez

¿Es una ciudad creativa el mismo concepto para un estudiante de arte, para un músico o para un arquitecto? ¿Y para el visitante o el turista? ¿Qué es una ciudad creativa para un invidente, una anciana, un niño, o un sin techo? ¿Es de todos la ciudad? ¿Lo es la creatividad?

Sigue leyendo

Museo busca colección

Hoy en día, parece que únicamente es necesario utilizar los adjetivos ‘democrático’ y/o ‘ecológico’ para demostrar el beneficio de cualquier tipo de actividad o producto.

Si nos trasladamos al mundo de la cultura, vemos que la máxima‘la democratización del arte’ ha dado cobijo a la construcción de incontables museos y centros de interpretación a lo largo de las últimas dos décadas. La avaricia, la envidia y el afán de reconocimiento público han generado infinidad de carcasas icónicas que encierran espacios en hibernación. Lugares donde se suceden salas impersonales a la espera de colecciones dignas que justifiquen una inversión desmesurada.

En muchos casos, el museo del siglo XXI ha dejado de ser una institución dedicada a la adquisición, conservación y exposición de obras artísticas, para convertirse en un excelente receptor de masas. Se entiende como icono arquitectónico antes que como centro de culto de la Historia del Arte. La pregunta es, ¿por qué el museo se ha convertido en una perfecta máquina facturación?

Sigue leyendo