Ellas siempre estarán ahí

París. © Pablo Abad

Madame Paris se peinaba a lo garçon. Te echará el humo a la cara y querrás el beso que no va a dar. Sabe más que tú, o eso cree. Ni sí, ni no, ni todo lo contrario. Ha vivido ninguna y mil vidas y presume de ambas cosas. Te perderá en su buhardilla, entre pósters de Moulin Rouge y Chat Noir. Descoloridos, qué irónico. Presumirá de su arte mediocre y vacuo, aguantarás su falsa bohemia recalcitrante de niña burguesa que reniega de pasado y barrio bien, pero no te besará. Estás avisado. Confórmate cuando te saque una foto que más tarde teñirá con rojo pintalabios. Y serás la nueva follie en la colección de su repisa. Con vistas a La Villete, claro.

Sigue leyendo

Experiencias de éxito en las escuelas de arquitectura / Intercambia

Compartimos en AAAA el texto escrito para la Fundación Arquia. Accede a la publicación original aquí:

manuel-saga-fundacion-arquia-ana-asensio-educacion

Proyectos de Divulgación y Escritura’ impartido por Manuel Saga’. Imagen: Cartel base sobre diagramas de popchartlab.com

Es por todos sabido que los diferentes planes de estudios vigentes en nuestras ETSAs no satisfacen la complejidad de la enseñanza ‘en arquitectura’. Este proceso de aprendizaje y maduración donde los alumnos dedican el 200% de su tiempo a las asignaturas en sus vertientes teóricas y prácticas, viene usualmente aderezado por otras actividades, en las que los alumnos participan con un gran esfuerzo: asistencia a congresos, seminarios, workshops, talleres, viajes, y un largo etcétera.

Pero, ¿qué ocurre cuando alguna de esas actividades ‘extras’ acaba suponiendo un hito u oportunidad más que remarcable dentro del aprendizaje de los alumnos? Ocurre, que estamos asistiendo a una práctica de éxito.

Sigue leyendo

Convocatoria de textos / Las huellas de nuestras guerras.

Convocatoria de textos / Las huellas de nuestras guerras.

#ACTUALIZACIÓN: Ampliamos fecha de recepción de textos hasta el VIERNES 5 de FEBRERO.   Con motivo de la celebración de las Jornadas Internacionales “Huellas emocionales de nuestras guerras” (www.jornadashuellasyguerras.weebly.com) que tendrán lugar los próximos 11 y 12 de febrero de … Sigue leyendo

Arquitecturas en papel / Esos muros, vuestra tumba

© Ana Asensio Rodríguez

© Ana Asensio Rodríguez

“Todas las mañanas, a la hora del almuecín, se subía al tejado de su casa, una de las más altas de la ciudad, no para llamar a los creyentes a la oración, como había hecho durante años, sino para escrutar a lo lejos el objeto de su justa furia.

-¡Mirad -gritaba a sus vecinos no del todo despiertos-, están construyendo allí, en el camino de Loja, vuestra tumba, y vosotros en la cama, esperando que vengan a enterraros! ¡Venid a ver, si Dios quiere abriros los ojos! ¡Venid a ver esos muros que ha levantado en un solo día el poder de Iblis el Maligno!

Con la mano tendida hacia el oeste, apuntaba con sus afilados dedos hacia las murallas de Santa Fe que habían empezado a construir los reyes católicos en primavera y que, a mediados del verano, tenía ya el aspecto de una ciudad!”.

Fragmento de ‘León el Africano’, de Amin Maalouf (1988), relatando la invasión cristiana, y la caída de Granada / Fotografía: Ana Asensio Rodríguez

Antonio Jiménez Torrecillas (1962 – 2015) / Arquine

A un mes de su pérdida, recordamos de nuevo al arquitecto granadino, a través de este homenaje en forma de artículo, escrito para Arquine [accede a la publicación original aquí]

Era Marzo, primer año de carrera y un amigo mío y yo decidimos saltarnos la sesión de proyectos para asistir a una clase de la que nuestros compañeros hablaban emocionados. Allí estaba él, una figura alta y enjuta atendía a las exposiciones de los alumnos sobre un proyecto de un cubo de 3x3x3m. Esta figura abría los ojos como platos ante los tímidos atisbos creativos que aparecían en estos cubos. Él, con la maestría de un labriego separaba la paja del grano a través de la ilusión, que transmitía con unos discursos que, aunque todavía no entendíamos muy bien, facilitaban la inmersión en la doctrina de la arquitectura. Cuatro años después, pese a que la enfermedad ya lo estaba atacando, la pasión que transmitía en sus clases seguía impoluta.

interior de la muralla nazarí ©Juan José Tenorio Feixas

interior de la muralla nazarí ©Juan José Tenorio Feixas

Sigue leyendo