Revista Márgenes nº9 / ASIA / Call for projects

Revista Márgenes nº9 / ASIA / Call for projects

Revista Margenes Arquitectura anuncia el comienzo del periodo de selección de PFCs. Si el tuyo se adapta de alguna manera al tema actual, ASIA, y te apetece participar en la publicación, no dudes en escribir a: revista@margenesarquitectura.com o contacta directamente con la … Sigue leyendo

“Hasta que la muerte nos desahucie”, por Manu Barba

2013-11-27-Capturadepantalla20131127alas12.21

Cementerio de Granada. Foto: Juan José Tenorio Feixas.

Cementerios. Las necrópolis de hoy, conforman el paisaje de una ciudad sin vida propia, pero cargada de sentimientos humanos. Paradójicamente, estos lugares que albergan la muerte misma se llenan de eternidad, y en ellos se vuelcan los intentos más humanos de perpetuar la vida, de alguna manera de otra.

La gran sensibilidad que requiere la proyección de espacios de este tipo, ha llevado a que la Escuela de Arquitectura de Granada haya redundado proponiendo el diseño de La Ciudad de los muertos en Churriana de la Vega (Ver Documentación) y una Ampliación para el  Cementerio Granada (Ver Documentación) como temas para el PFC (proyecto fin de carrera).

Desde entonces son muchos los estudiantes que han desempolvado libros de las bibliotecas y recorrido libreta en mano todos los cementerios de la región. Entre ellos, Manu Barba Delgado y Juan José Tenorio Feixas, compañeros, amigos y, sobre todo, mentes inquietas y alegres, traen en cada encuentro alguna novedad que contar sobre esas visitas. El artículo que voy a compartir con vosotros no es por desgracia, una de esas anécdotas, sino uno más de los rostros de la perversión actual.

A continuación, el artículo completo publicado originalmente en El Huffington Post, “Hasta que la muerte nos desahucie” (por Manu Barba):

“Los años no perdonan, se suele decir, pero más que los años son las deudas, los problemas que siguen teniendo los vivos con los que ya están muertos. El concepto de descanso eterno se ha convertido en una gran mentira que a día de hoy es insostenible para aquellos que quedamos aquí recordando, debido a que el dinero, esa gran vorágine que mueve el mundo una vez más vuelve a hacer acto de presencia.

Sigue leyendo