Arquitecturas en papel / gentiles creaciones

“La Grecia coronó de flores sus divinidades, les prestó el ideal de la belleza humana y las colocó sobre altares risueños, levantados a la sombra de edificios que respiraban sencillez y majestad. Basta examinar sus templos, ricos de armonía y de luz; basta hacerse cargo de la matemática euritmia de sus construcciones, para comprender a aquella sociedad que sujetó la idea a la forma, que tiranizó la libre imaginación por medio de los preceptos del arte.

La arquitectura árabe parece la hija del sueño de un creyente dormido después de una batalla a la sombra de una palmera. Sólo la religión que con tan brillantes colores pinta las huríes del paraíso y sus embriagadoras delicias pudo reunir las confusas ideas de mil diferentes estilos y entretejerlos en la forma de un encaje. Sus gentiles creaciones no son más que una hermosa página del libro de su legislador poeta, escrita con alabastro y estuco en las paredes de una mezquita o en las tarbeas de una aljama”.

Fragmento de la leyenda “La arquitectura árabe en Toledo” de Gustavo Adolfo Becquer, seleccionado por AAAA magazine

Arquitecturas en papel / Catedral de algún dios desconocido

VISIÓN

Tras de la misteriosa selva extraña
vi que se levantaba al firmamento
horadada y labrada una montaña

que tenía en la sombra su cimiento.
Y en aquella montaña estaba el nido
del trueno, del relámpago y del viento.

Y tras sus arcos negros el rugido
se oía del león. Y cual obscura
catedral de algún dios desconocido,

aquella fabulosa arquitectura
formada de prodigios y visiones,
visión monumental, me dio pavura.

A sus pies habitaban los leones;
y las torres y flechas de oro fino
se juntaban con las constelaciones.

Y había un vasto domo diamantino
donde se alzaba un trono extraordinario
sobre sereno fondo azul marino.

Hierro y piedra primero, y mármol parió
luego, y arriba mágicos metales.
Una escala subía hasta el santuario

de la divina sede. Los astrales
esplendores, las gradas repartidas
de tres en tres bañaban. Colosales

[…]

Fragmento del poema “Visión”, de Rubén Darío. Obras completas.

Arquitecturas en papel / Todas las casas son ojos

© Ana Asensio Rodríguez

© Ana Asensio Rodríguez

Todas las casas son ojos
que resplandecen y acechan.

Todas las casas son bocas
que escupen, muerden y besan.

Todas las casas son brazos
que se empujan y se estrechan.

De todas las casas salen
soplos de sombra y de selva.

En todas hay un clamor
de sangres insatisfechas.

Y a un grito todas las casas
se asaltan y se despueblan.

Y a un grito todas se aplacan,
y se fecundan, y se esperan.

Poema de Miguel Hernández, perteneciente al ‘Cancionero y romancero de ausencias’ (1938-1941) / Fotografía: Ana Asensio Rodríguez

Arquitecturas en papel / El ojo, la piedra, la memoria

“Volver a la ciudad cuando parece viva

un aleteo sordo de ataúdes ordena el tiempo

volver a la ciudad cuando parece espera

solo es una mujer que duda

volver a la ciudad

a cuál

a dónde

desde

Sigue leyendo

En el secreto aljibe

“Desde uno de tus patios haber mirado

las antiguas estrellas,

desde el banco de

la sombra haber mirado

esas luces dispersas

que mi ignorancia no ha aprendido a nombrar

ni a ordenar en constelaciones,

haber sentido el círculo del agua

en el secreto aljibe,

el olor del jazmín y la madreselva,

el silencio del pájaro dormido,

el arco del zaguán, la humedad

-esas cosas, acaso, son el poema.

DSC_0377

Fragmento: Jorge Luis Borges – Poema “El Sur”, Fervor de Buenos Aires (1923) / Fotografía: Ana Asensio Rodríguez