La arquitectura de las palabras y las imágenes: Comunicación en la era digital

Como sabéis, tres de los autores de the AAAA magazine son ahora corresponsales de la Fundación Arquia, de la Caja de Arquitectos. Ésta ha venido demostrando a lo largo de los años una gran preocupación por la actualidad de la profesión del arquitecto, así como por la figura del arquitecto en sí. Este seguimiento la ha llevado a apoyar con interés momentos cruciales, como el paso de los estudios a la vida profesional, o las situaciones de dificultad a lo largo de esa vida profesional.

Ahora, a través de su nuevo proyecto de publicación digital (en el cual Manuel Saga, Enrique Parra y Ana Asensio de the AAAA magazine son corresponsales), se incidirá aún más en esa figura que es el arquitecto, a trevés de artículos breves, y su debate posterior. Con mucha alegría compartimos el primero que uno de nuestros autores ha realizado:  “La arquitectura de las palabras y las imágenes: Comunicación en la era digital”:

Sigue leyendo

Origen

© Ana Asensio

© Ana Asensio

A lo largo de las andanzas por el mundo, y por distintas universidades, pude conocer una arquitectura del hombre para el hombre y un arte atado a la arquitectura como expresión humana; al mismo tiempo que grandes vacíos en los sistemas educativos universitarios, aún con una visión que mutila demasiadas ramificaciones.

 AAAA magazine surge así, en un primer paso, como una necesidad de aglutinar y diseminar todos esos pequeños descubrimientos e inquietudes, para mostrar otros rostros de la arquitectura, para motivar trabajos de investigación, y para desarrollar las excentricidades que la profesión de la arquitectura a veces puede anular.

A lo largo de las andanzas por el mundo y por distintas universidades, también pude encontrar mentes jóvenes, libres y maravillosas; inquietas, curiosas, bellas. En un segundo paso,  para juntar los pies como antes de saltar, AAAA magazine busca ser un susurro, voz y grito de todas ellas. Una revista formada por estudiantes y jóvenes que tienen muchas notas en sus libretas, muchas fotografías en sus cajas secretas, y mucho que contar.