Todo sobre la Ley de Servicios Profesionales en España

Cortesía de NOalaLSP

Las fichas sobre la mesa_ El borrador de la nueva ley

Una publicación en el diario La Vanguardia (España) anunciando que El Consejo de Ministros aprobará el viernes 26 de abril elaborar una nueva Ley de Servicios Profesionales, ha reactivado el debate iniciado los últimos días del 2012 en torno a esta polémica reforma.

“La red está que echa humo con motivo de la posible aprobación de la Ley de Servicios Profesionales (LSP) en el consejo de ministros de mañana viernes. Numerosos colectivos, webs y arquitectos/as se están sumando a esta manifestación virtual” [galarq _ abril 25, 2013]

¿En qué consiste la LSP?

Se trata de una nueva ley que entrará en vigor tras su aprobación por el Consejo de Ministros. Con ella, Ministerio de Economía busca liberalizar los servicios profesionales, creando una ley horizontal que establezca un mapa de obligaciones de colegiación, simplificando las reservas de actividades actuales hoy en día. Este borrador de ley afecta a distintas disciplinas, haciendo especial daño a arquitectos y arquitectos técnicos, alterando sus antiguas competencias profesionales:

Se suprime  reserva exclusiva de actividad. Podrán proyectar y dirigir obras de edificios residenciales, culturales, docentes o religiosos, arquitectos e ingenieros con competencias en edificación. […] No es proporcionado reservar la actividad de edificación según los usos. Si un profesional es competente para realizar una edificación, se entiende que también será capaz de realizar otras, con independencia de su uso.”

Con este letal párrafo, las competencias exclusivas de los arquitectos ya no serán exclusivas y podrán asumirlas también los ingenieros.

Sigue leyendo

Arquitectura Popular: La verdadera arquitectura sustentable

Que el origen de la Arquitectura fuera el cobijo es algo que nadie duda. Encontrar un lugar en el que guarecerse de la intemperie, de las inclemencias y los peligros, fue el primer paso de un largo camino. De esta manera, se puede decir que una característica inherente a la arquitectura entendida como hábitat, además de la funcionalidad, es el fácil acceso a ella. El hecho de utilizar materiales cercanos, de fácil acopio, y rápida construcción es, simplemente, de lógica. El germen de toda construcción será buscar mecanismos sencillos para, con esos materiales, cumplir un objetivo: ampararse.

Este concepto en principio tan básico hoy parece haberse olvidado por completo. La arquitectura convencional separa dramáticamente estructura y envolvente, interior de exterior, construcción de paisaje. Esto complejiza el proceso constructivo, lo encarece y lo aleja de sus objetivos básicos. La tendencia de estas edificaciones no es plantear soluciones para problemas (o mejor dicho, situaciones) existentes, sino plantear problemas a los que hay que buscarle solución.

Hasta el desarrollo profundo de la técnica, la sabiduría generacional, observación y experimentación, fueron la base de toda disciplina. Hoy recae sobre ella una acepción despectiva, relegada a segmentos “poco desarrollados” de la sociedad. En el campo de la construcción, a la Arquitectura Popular o Tradicional se le relaciona directamente con pobreza, escasez de recursos o atraso.

Incluso hemos inventado conceptos ambiguos que están en boca de todos, más acordes con una sociedad moderna y emprendedora; palabras como “bioclimático”, “sostenibilidad”, o “bioarquitectura”… ¿qué son exactamente?

¿Acaso no es esencia de la arquitectura el tener en cuenta las condiciones climáticas?, ¿el aprovechar los recursos?, ¿el dotar de habitabilidad un espacio?

Sigue leyendo